Cómo Limpiar Joyas de Plata

Hoy vamos a tratar un nuevo tema bastante común en nuestra vida cotidiana. Sabemos que con el paso del tiempo las joyas de plata pueden oscurecerse y perder su brillo natural, pero ¿A qué se debe esto? ¿Significa que las joyas son de mala calidad? Para que os quedéis más tranquil@s, más bien significa todo lo contrario, esto es completamente normal.

ÍNDICE

A continuación os contaremos a que se debe que la plata se oscurezca y además, os contaremos algunos consejos para que esto no suceda y cómo limpiarla.

¿POR QUÉ LAS JOYAS  DE PLATA SE PONEN NEGRA?

Algunos seguro que habéis oído hablar que la plata se pone oscura porque se oxida en contacto con el aire. Esto no es completamente así, la plata se pone oscura debido al azufre que está presente en el aire. El azufre al entrar en contacto con este metal, produce una reacción química generando una fina capa. Esta reacción no estropea ni deteriora las joyas o cualquier otro objeto fabricado con este metal.

Otra causa por las que nuestras joyas pueden perder su brillo y su color es al entrar en contacto con productos de limpieza, perfumes y jabones entre otros.

La última causa que os vamos a explicar  (ocurre con menos frecuencia) es que puede reaccionar con el ph de nuestra piel. Cada persona es única y diferente, por lo que habrá personas que tengan unos niveles de acidez más bajo que otras.

TIPS PARA CUIDAR JOYAS DE PLATA

Os vamos a comentar algunos truquitos para mantener vuestras joyas como el primer día.

Algunos de ellos son los siguientes:

  • Limpiar nuestras joyas frecuentemente.
  • Cuando vayamos a realizar tareas de limpieza, quitarnos los anillos y pulseras para evitar el contacto con los productos que vayamos a utilizar.
  • Si vamos a estar tiempo sin utilizar nuestras joyas, guardarlas en una bolsita de plástico.

Joyas de plata brillantes

 

¿CÓMO LIMPIAR LA PLATA ENNEGRECIDA?

Existen varios métodos para que los artículos de joyería fabricados en plata permanezcan como el primer día, pero nosotros os vamos a explicar el que consideramos más eficaz.

Lo que vamos a necesitar para realizar este proceso es un recipiente, papel de aluminio, agua y sal.

  1. Calentamos agua hasta que hierva.
  2. Envolvemos el interior del recipiente en papel de aluminio de tal forma que la parte brillante quede hacia fuera (para que luego las joyas estén en contacto con esta zona).
  3. Una vez que el agua ha alcanzado su punto de ebullición, la depositamos en el recipiente.
  4. A continuación, echamos dos cucharadas soperas de sal en el recipiente y le damos vuelta para disolverla.
  5. Por últimos entramos nuestras joyas y ¡a esperar!

Nosotros aconsejamos dejarlas al menos 15 minutos. Una vez pasado este periodo de tiempo, las sacamos y  secamos con un pañito de tela ¡quedarán como el primer día!

Pruébalo y déjanos tus comentarios en nuestro blog para relatar tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *